Mi llamar...


De la misma manera en que un extranjero intenta comunicarse conmigo en un mal castellano, yo intento comunicarme con él en un pésimo inglés, y al parecer sueno así: Mi llamar Jenny. Qué verguenza! Mi inglés es pésimo.

Sucede que sí entiendo lo que me dicen, mis oídos están ejercitados, pero no puedo comunicarme, no puedo hablar. Por lo tanto, no nos entendemos. Gracias a Dios que hice mimo un buen tiempo, no saben como me ayuda eso! Pero si no sé hablar, no puedo comunicarme y menos relacionarme. Qué diferente es cuando hablamos el mismo idioma!... Realmente es diferente?

A pesar de que hablemos el mismo idioma, no sabemos comunicarnos. Siempre hay uno que se impone sobre el otro, uno que manda y otro que obedece, uno que se sujeta y otro que toma el control, uno que grita y otro que calla, uno que es exaltado y otro que es humillado.

Llegó el colegio con sus respectivas responsabilidades y tareas, sumadas a las que ya tenemos como padres. Durante este tiempo algunas veces imponemos nuestra autoridad. Estudia! haz la tarea! así no se hace! mejor letra! que el cuaderno esté limpio! más responsabilidad! menos tiempo libre! buenas notas! ... y cuando el hijo va a abrir la boca para decir algo a su favor... no digas nada! ya oíste! obedece, pórtate bien y estudia!

El esposo y la esposa, durmiendo en su rincón de la cama sin rozarse, espalda con espalda. Ella dejó la bolsa de basura para que alguien con buen corazón e interés en el prójimo la sacara fuera de la casa, y el esposo, que se suponía era la persona elegida, no lo hizo. Qué alguien explique a los esposos este nuevo lenguaje, leer la mente si que es un reto!

Hablamos el mismo idioma, pero no podemos comunicarnos. Yo que pensé que aprender inglés sería complicado, pero no! He descubierto que aprender a comunicarme en mi propio idioma es peor!

Qué difícil es poder escuchar y recibir, sin responder imponiendo mi idea, mi opinión, mi visión. Qué difícil es enseñar y educar dejando de lado la idea del padre o madre mandón, casi matón. Qué difícil es aprender a comunicarnos. No creo que lo aprendamos en 1 año de clases intensivas. Más bien lo aprenderemos con el día a día. Comunicándonos con nuestro Padre aprenderemos, sólo necesitamos dejar lo que somos en sus manos, despojarnos de este viejo hombre y renovarnos en Dios.

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Si pensaba que el A, B, C era sólo para el jardín de niños, estaba equivocada, ahora estoy en mi A, B, C y si que cuesta! Espero que de la misma manera en que aprobé en ese entonces, pueda aprobar ahora.

6 comentarios :

Urban Condition dijo...

hola como va!!

Lindo blog. y acotaste con eso de el chavo del ocho:P jajajaj

buen cuidate y date una vuelta y conoce nuestro blog;) suerte cuidate!!

http://urbanconditionteam.blogspot.com/

Jenny dijo...

Hola! Ya dare una vuelta! saludos

Brisa Nocturna. dijo...

Mi llamar Betty :P a veces quedar perdida muy con cambios de blog, pero mi mucho gustar!

Creo que habemos mucho tratando de aprobar el ABC. Que decir, como decir, cuando decir, cuando no decir. Por eso a veces sentimos que nadie nos entiende o que hablamos en clave secreta, y eso es muestra de lo ignorantes que estamos en el lenguaje de la comunicacion con los que nos rodean.

Creo en la transformacion diaria, por muy lenta que sea y eso me da esperanza de poder aprender a escuchar y entender los diferente "idiomas" que me hablan y asi mismo saber "hablar" mas claro.

Un abrazo Jenny, gracias por compartir tu pensar.

Jenny dijo...

Jajajajaja Betty!! yo cambiar mucho pero ya encontrar el mejor! jajajaja


Y si, cada dia somos transformados, a veces no los vemos, a veces no cambia nada aparentemente, pero ya se vera!

Gracias por pasar!

Luis Enrique Alvarado dijo...

Dios te bendice Jenny sabes es muy pero muy bueno este articulo, lo que me llamo mas la atncion fue esto....
Qué difícil es poder escuchar y recibir, sin responder imponiendo mi idea, mi opinión, mi visión...
Que tremenda verdad, me incluyo jejeje
Dios te bendice

Jenny dijo...

Hola Luis Enrique
Creo que mientras pasan los años nos damos cuenta que no lo sabemos todo y aún nos falta mucho.. estaremos madurando? espero que sí!

Bendiciones!