Cosas de futbol



































Un tremendo grito me estremeció y salté de la silla, lo había olvidado, Perú estaba jugando contra Colombia! si no escuchaba ese GOOOOOOOOOL! jamás me hubiese acordado. Rapidamente prendí el televisor, Perú acababa de meter el gol del empate, qué emoción. A los pocos minutos finalizó el primer tiempo y no podía creer que había olvidado el partido. No seré una fanática del fútbol, pero si me gusta ver cuando juegan las selecciones, sobre todo la mía.

Al parecer olvidé el partido por la poca expectativa que habían generado los dos ultimos amistosos en los cuales perdimos. Y cuando uno no tiene expectativa de algo, pierde el interés, la emoción, el deseo, las ganas y todo lo demás. Nuevamente, rápido como un rayo, fui a la cocina a preparar algo de canchita para ver el segundo tiempo. No había visto el primero, pero al parecer la selección se esforzó más en el segundo tiempo, pero lamentablemente perdieron oportunidades tremendas de gol. Al final el empate para algunos quedó con sabor a derrota, pero para mí quedó el sabor de querer verlos jugar nuevamente, quizás por ahí algo puede pasar, tanta emoción, tanta fuerza y entusiamo... no sé, por lo pronto ya estoy esperando que llegue el martes para ver que sucede.

Esto me hizo pensar cuando por algún motivo, perdemos el interés y la emoción en las cosas de Dios. A veces se debe a las derrotas, a la falta de respuestas a algunas de nuestras oraciones, las cosas no salen como quisiéramos y nos desanimamos, de pronto el panorama no es el que imaginábamos tener, el interés y la emoción van desapareciendo, lo aparentemente malo llega a ser lo único que vemos, la oscuridad nubla nuestra mente. Dónde está Dios en momentos como este? Ya no hay ganas para nada.

Pero si permaneciéramos, si tratáramos de escuchar por un momento lo que El está queriendo enseñarnos, seguro entenderíamos y comprenderíamos el porque de las cosas, y se mantendría en nosotros aquella expectativa por ver lo que Dios está a punto de hacer. No fueron las grandes derrotas que llevaron a hombres como Moisés, David, Job, Pedro, etc... conocer a Dios de una manera diferente pero más viva y real? No tiene Dios la habilidad de sorprendernos cuando pensamos que todo está acabado?

Quizás mi selección no me llene de satisfacciones, pero muchos estaremos con ellos en los buenos partidos, como en los malos. En los buenos partidos y en los malos de este caminar como cristianos, mantengamos encendida la llama y viva la esperanza, porque en cualquier momento, en el momento en que menos esperemos, Dios meterá un golazo!

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oido oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1 Corintios 2:9

11 comentarios :

Keila dijo...

Je, je, es curioso hablar de futbol siendo mujeres, pero a mí también me gusta mucho, aunque sufro mucho con mi selección. Pero, al igual que tú, creo que encontramos grandes lecciones. Ojalá tuvieramos la "camiseta tan puesta" en fidelidad al equipo que formamos -la iglesia- como lo hacemos con el deporte.

Jenny dijo...

Lei tu post Keila! jejeje. Y muy cierto lo que dices! ojala todos tuvieramos la camiseta bien puesta. Seguro la barra seria estupenda!

Brisa Nocturna. dijo...

"En los buenos partidos y en los malos de este caminar como cristianos, mantengamos encendida la llama y viva la esperanza, porque en cualquier momento, en el momento en que menos esperemos, Dios meterá un golazo!".

Amen!.

Y cierto,sin espectativa,las cosas pierden color,si lo sabre yo.

Un abrazo.

Patricia Fiorella dijo...

Permanecer, Permanecer, una sola palabra pero que encierra muchas cosas en sí..Quiero Permanecer para ver lo que Dios está a punto de hacer..No lo sé pero se que algo hay despues del tunel..Gracias Jenny

Gusmar Sosa dijo...

Hola jenny, es cierto a veces nos distraemos, pero seguro Èl siempre deja escuchar los goles a nuestro favor, a veces no son para nuestro marcador,pero si para el de algún compañero o hermano, lo cual igual es un gol a nuestro favor.Saludos.

EOP/Biografías dijo...

Ayer vi un poco del partido Brasil-Argentina. Resultó 0-0 ¡Que aburrimiento!
Ojalá que los cristianos no nos acostumbremos solo a jugar. De tanta rutina a veces hacemos una religiosidad 0-0.

Jenny dijo...

Jajaja es verdad Dani.
Tambien vi el partido, pero estuvo mejor que el Peru - Uruguay, 6 a 0 que verguenza! ni modo.

Jenny dijo...

hey Brisa! que bueno es tenerte por aqui siempre y leerte!

Hey Patty! claro que hay luz al final de tunel!!! No desmayes

Gusmar, es cierto que a veces Dios mete goles para otros y eso debe alegrarnos en lugar de entristecernos porque no es a nosotros, nos olvidamos que es Dios glorificandose y eso merece una celebracion.

Jaaziel dijo...

Aquí en mi pais, estamos como locos, por primera vez en muchisimos años semifinales de la copa de Europa, mañana la jugamos contra Rusia ;-D
Veo que tienes las predicas de Casa de Oración reseñadas, me gustan mucho, asi como Wilkerson, muchisimo.
Un saludo fraterno desde Madrid

km20 dijo...

De Uruguay te descubrió este blogero, por Doxs llegué aquí, de fútbol mejor no hablar,saludos y besos.

Jenny dijo...

Hola ciudadano!
En futbol por lo menos estan mejores que nosotros no? interesante tu pagina!