Los niños: Presa fácil





















En la Biblia también fueron blanco del enemigo, murieron miles cuando nació el libertador de los judíos, Moisés. También hemos leído como hombres y mujeres desnaturalizados asesinaron a millones de niños para ofrecerlos a dioses falsos.

Aún cuando nació Jesús, los niños fueron también presa de la envidia, del temor y de la maldad del corazón de un rey. Hoy, en este siglo, siguen muriendo niños, los propios padres y madres se han vuelto en cómplices asesinos, matando día a día a muchos niños en todo el mundo a través del aborto. En Perú la cifra es alarmante, aproximadamente se realizan 400,000 abortos al año.

Los niños siguen muriendo, siguen siendo amenazados, siguen siendo presa fácil. Y muchos más siguen muriendo por maltratos, violaciones. Otros siguen viviendo, pero como muertos, porque sus corazones ya no pueden aguantar más.



Todos los días encontramos noticias acerca de los abusos cometidos a los niños por adultos. Ya ni llama la atención, es el pan diario. Nos conmueve por un momento, pero las ocupaciones diarias nos hacen olvidar aquel dolor. Hoy leía una triste noticia, una más de aquellas, donde los niños son parte. El director de un colegio primario en México, aprovechando su posición, está amenazando a los niños de una iglesa Metodista, con quemarlos con velas y focos encendidos si continuan asistiendo a los servicios religiosos de esa denominación. La persecusión también ha llegado a ellos.

Los apóstoles, mismos guardaespaldas, trataron de alejar a esos chinchosos niños, gritones y berrinchosos, laberintosos y sudorosos, por momentos amorosos y cariñosos, siempre frágiles y tiernos, del deseado Jesús, con reprimendas a aquellos que los presentaban. Jesús en lugar de felicitar el buen trabajo de sus seguidores, se indignó, tomó a los niños y los bendijo, el Reino de los Cielos era para ellos.

Pero todos sabemos la historia. La típica historia y versículo lema de las escuelas Dominicales o para niños en el mundo entero. Pero seguro, Jesús seguirá indignándose de nosotros, porque aún les hacemos difícil el camino para llegar a El. Es muy fácil repetir este famoso versículo, o historia, pero cuesta ponerlo en práctica. Tantas barreras, tantas formas impuestas sobre ellos, tanta presión a ser perfectos... pero Jesús... Jesús hizo el camino fácil, no lo compliquemos.
Dios tú sabes, quiero levantarme cada día por tí, y ser una voz entre pocas voces, en favor de aquellos que se han convertido en presa fácil, los niños. Sin duda siempre habrá trabajo en esta área, no sólo en Perú, también en todo el mundo.

Foto Jenbell.

6 comentarios :

Gusmar Sosa dijo...

conmovedora oración al final, estimulas mi posición paterna... Saludos.

Luis Enrique Alvarado dijo...

Dios te bendiga
Hola sabes es tremendo esto de los peques osea de los BBS tenemos que cuidar mucho a nuestros hijos, yo tengo dos bebes uno de 5 y una de 2 y mi bb de 5 hace poco en su salon sus amigos lo criticaron porque el le dijo a su maestra que no mintiera por que eso no le agradaba a Dios, sabes cuando lei esta noticia de los nenes pense como Dios los hiba a bendecir por padecer por su nombre no crees?

Saludos
Espero un dia puedas pasar y dejar tus comentarios en http://verdadyluzhoy.blogspot.com/

Atte.
Luis E.

Brisa Nocturna. dijo...

Hola Jenny.

Que tema conmovedor y mas real de lo que nos gusta pensar.Me uno a tu oracion y que Dios nos ayude a poner nuestro granito de arena.

Muchos saludos.

Bauchas dijo...

Como dijo alguien, un escrito conmovedor...

sabe uno que nuevas persecuciones se vendrán no sólo a niños sino a cristianos en general...

No es que lo diga para sembrar el pánico, pero así está escrito y en algunas partes del mundo ya se puede vivir...

Bendiciones

Guille dijo...

Hola Jenny!

Creo que es muy llamativo de ese versículo que nosotros hemos gastado tanto, el que dice "dejad a los niños" y "no se lo impidais" como si ellos tuvieran en realidad la tendencia natural de acercarse a Jesús, y somos nosotros los que los estorbamos.

Muy interesante Jenny, nos leemos :)

Jenny dijo...

Hola Guille
Que gusto verte por aca! nos leemos si!