Del Perú, su selva


Como les comenté en un post anterior, viaje a Iquitos al Primer Congreso Infantil de los Ríos Amazónicos, un campamento que se realizó en la ciudad de Nauta. Mi experiencia en este campamento fue grandiosa, he aprendido mucho y he recibido grandes lecciones y enseñanzas de los niños. He regresado animada y retada por ellos. Sus conversaciones y opiniones dejaron marcas y quedarán grabadas.


En Lima hay muchos ladrones ¿verdad? - sí, le respondí, hay muchos. Pero eso no está bien, todos deberíamos compartir con los demás. En esta mente de niña, los ladrones no deberían existir, porque todos deberíamos compartir, así nadie tendría necesidad de robar. Continuó, y ¿hablas inglés? no, no hablo inglés le dije. !¿No?! - dijo totalmente sorprendida con mi respuesta, entonces dijo - ¿Cómo haces para comprar arroz? - ¿Arroz? - dije algo asombrada por su pregunta. Bueno, yo voy a la tienda y pido arroz. Sus ojos se abrieron y dijo: pero no hablas inglés! y en Lima hablan inglés! Oh!! no!! le respondí, en Lima no hablamos inglés, sólo español, pero puedes hablarlo si estudias. Ahhh respondió. Habían muchísimas cosas que está pequeña no conocía, así que empecé a contarle de la Gran Lima. Ya en la oscuridad viendo las estrellas, cosa que no se puede hacer en Lima, pensaba en el porque ella pensó que hablabamos inglés en Lima.

Hay una gran cantidad de americanos trabajando en la selva peruana, en este caso en Iquitos. Aún en las comunidades nativas, están acostumbrados a verlos ayudando, llevando doctores para ellos, ropa, sandalias, medicinas, etc. Por su puesto que hablan inglés, quizás pensó que en la gran Lima vivían ellos y de allá traían todos esos regalos. ¿Será que son pocos aquellos peruanos que estamos haciendo algo por nuestros hermanos en las tribus? ¿Son solo los "gringos", los que sacrifican de su tiempo, pasan incomodidades, picaduras de insectos, quemaduras e insolación por amor a ellos? Aquí en Lima, somos muchos. Muchos llamados, y como diría alguien una vez.. pocos los que escogen ir!

Conocí a varios hermanos de la selva muy involucrados con sus pueblos, pero aún falta hacer más. Hay gran necesidad, se necesitan obreros, gente que esté dispuesta. Hablando con un pastor amigo, me decía que es duro, no es fácil, hay muchas cosas arraigadas, muy fuertes. Hay que luchar, perseverar, pero que mejor que invertir en los niños para transformar a una generación. Ya les contaré más....

En la foto estoy con 1 de los 6 grupos de niños. En total asistieron 135

6 comentarios :

Gusmar Sosa dijo...

Què labor. Te admiro!!! y... puedo envidiarte???

Keila dijo...

¡135! ¡Qué bien! ¡Qué privilegio!

Jenny dijo...

Jajaja Gusmar! Yo solo aporte un poco y quisiera dar mas, no estoy viviendo alla, pero se que aun puedo hacer mas por ellos y motivar a los que estan aca en Lima. Mi anterior experiencia en la selva no fue de lo mejor,estuve un mes enferma del estomago. Cuando recorde eso antes de viajar dije: estas segura jenny? Estoy encantada del tiempo que pase con los chicos. No me envidies amigo, copia lo bueno que puedes sacar!
Un abrazo!!!!!!

Jenny dijo...

Si Keila!!! tremendo privilegio!!! Y hay muchosmas niños, solo que las finanzas no dieron para poder traer más, nadie pagó un centavo, todo fue de donaciones y ofrendas voluntarios, la provisión de Dios!!!

elim-el oasis de Eva dijo...

¡Qué buen trabajo Jenny! Tengo una conocida española que trabaja en "La Casa Arco Iris" de Huaraz, ¿queda cerca de Lima? Ella dejó su trabajo de "maestra" para irse allí a cuidar a los niños, al principio iba sólo los veranos pero luego se marchó indefinidamente.

Jenny dijo...

Hola Eva!!!
Huaraz es hermoso, es la sierra peruana, no queda tan cerca de Lima, esta aproximadamente a 7 horas en bus. Realmente uno se enamora de los ninos hay mucha gente trabajando con ellos aqui en Peru. Los campos estan listos!! Testimonios como el que me compartes siempre son una alegria!
Saludos!!!