Gracias Señor



































En unas horas más se acabará el año, y no puedo estar más que agradecida a Dios por todo lo que ha hecho durante este 2007 en mi familia, en mi vida y en mi iglesia. Desde aquí un enorme beso a mi gran amor, mi esposito Gustavo, a quien amo muchísimo y con quien comparto cada día de mi vida desde hace 11 años y ahí seguiré junto a El cada día, apoyándolo en todo lo que me necesite.


Este año celebramos viajando a Cuzco con mi hermanita querida Magaly y mi cuñado Roger, la pasamos bien sobre todo Magaly que no dejó de tomar mate de coca, gracias a ellos por ese tiempo también.Visitamos a los hermanos y amigos en Chile, yo no iba para allá hace 5 años, fue muy emocionante reencontrarnos y pasar buenos tiempos.
Nuestros hijos nos enseñaron este año a amarlos, a escucharlos y prestarles atención, a tener paciencia, a alegrarnos en todo tiempo. Los quiero muchísimo a los tres, un abrazote para ellos, Papo, Shasha y Nina. Dios obró en mi papá de una manera diferente y es que cada día puedo ver como Dios está actuando en su vida, aunque el no lo vea, sólo les pido sus oraciones, para que pronto mi papá se acerque a El y le conozca. Quizás este año hubiese estado marcado por el dolor, pero Dios guardó a mi mamá en medio del accidente de tránsito que tuvo y puede dar testimonio de como Dios es poderoso y la guardó y aún la tiene con nosotros. A pesar que está lejos Dios ha permitido que año tras año desde que viajó la podamos visitar y este año también lo hizo su nieto querido Papo. Mis hermanitos Carolina y César están lejos también pero a la distancia los amamos muchísimo y quisieramos estar con ellos en todo momento, no dejaremos de orar por ustedes. A Martha, mi suegra que le detectaron cáncer, pero Dios obró con poder en medio de su enfermedad.

La iglesia, los hermanos a todos ellos estoy agradecida por haber sido un gran apoyo para nosotros en la obra este año, casi todos están colaborando, apoyando de una y otra manera, hemos visto como el Señor ha añadido vidas a través del testimonio de muchos de ellos. Después de mucho tiempo pudimos pasar navidad con mi abuelita, la única que me queda, mis tíos y primos, este año nos reencontramos.

En Octubre me lancé a una aventura, creé un blog, y ahora tres meses después sigo aquí y seguro seguiré si Dios lo permite. Este año cumplí 30 años, llegó con achaques de abuelita, con kilos extras, pero llegó.

En nuestra mesa no faltó ni un solo día comida, no nos faltó ropa ni abrigo, tuvimos agua, luz y todas las necesidades básicas. Pudimos viajar, pasear, salir a comer. No somos millonarios, pero seguro si en comparación a aquellos que no tienen nada. Como no estar agradecida? como no terminar este año agradecida a Dios? Sólo puedo recordar los buenos tiempos, porque si hubo uno malo, ese tiempo obró para bien. Los dejo con Filipenses 4:8 y realmente deseo que Dios continue obrando en sus vidas, familias durante este 2008. Un abrazo a todos!


Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

1 comentario :

EOP/Biografías dijo...

Este blog está genial
¡Feliz 2008!